lunes, 22 de abril de 2013

PLAZA VIEJA EXIGE LA PARALIZACIÓN TOTAL O PARCIAL DE LAS OBRAS EN LA IGLESIA DE LA TRINIDAD


Como es notorio para todo viandante que pase por ese sitio, se está produciendo en estos días una intervención para consolidar la fachada de la iglesia de la Trinidad de Úbeda y solucionar así los problemas de desprendimientos que, de un tiempo a esta parte, presenta el templo. En el pasado mes de junio de 2012 comenzaron los estudios previos y en abril se han iniciado  los trabajos que, por lo visto se desarrollarán a lo largo de un mes.
La Asociación en Defensa de Úbeda Patrimonio de la Humanidad “Plaza Vieja” se congratula de que el Obispado de Jaén se decida a conservar parte de su inmenso patrimonio. Nuestra asociación se ha pronunciado en reiteradas ocasiones sobre la necesidad del arreglo o restauración de este patrimonio eclesiástico, por otra parte no excesivamente bien conservado, pero la defensa y la conservación de nuestro rico acervo histórico y monumental no debe traer como consecuencia el daño irreparable a su no menos importante patrimonio natural, tanto o más desconocido para los ubetenses como aquél por el que somos patrimonio mundial.
Plaza Vieja se pregunta si se han contemplado y respetado en este proyecto de restauración del templo de la Trinidad las medidas compensatorias específicas con el objeto de aminorar el impacto negativo de esta actuación sobre la especie o el hábitat afectado, como establece la Ley 42/2007 en su artículo 3, definiendo el “Área crítica para una especie”, como aquellos sectores incluidos en el área de distribución que contengan hábitats esenciales para la conservación favorable de la especie. 
La iglesia de la Trinidad constituye un área crítica para el cernícalo primilla. Alberga en sus huecos y mechinales la mayor colonia de esta pequeña ave rapaz en Úbeda. Los “plumillas”, como son conocidos estos pequeños halcones en nuestra comarca de La Loma, son aves migradoras protegidas que regresan de África en primavera para reproducirse en Europa, y uno de sus factores de amenaza más importante es la remodelación o rehabilitación de edificios viejos, como es este caso. Entre las medidas de conservación específicas, el Ministerio de Medio Ambiente estableció en su Catálogo Nacional de Especies Amenazadas “prevenir daños a los nidos durante los trabajos de restauración.” Por ello, una de las actuaciones más determinantes para la conservación de esta ave es la planificación de las obras de restauración de estos edificios. Se recomienda la ejecución de la obras entre los meses de agosto a febrero, fuera del periodo de reproducción y limitando las obras de marzo a julio o, incluso, paralizándolas entre abril y junio, meses críticos para la reproducción de esta especie.

video
Primillas en la Trinidad

Actuaciones de conservación se han llevado a cabo en años pasados en otros edificios históricos de Úbeda como el Hospital de Santiago, San Isidoro, San Pablo, la Torre del Reloj, etc., respetando estas indicaciones, con resultados tan satisfactorios que han traído como consecuencia el aumento de la población local del primilla hasta contabilizarse alrededor de 30 parejas nidificantes.
Desgraciadamente, las obras que se acaban de iniciar en la Trinidad acabarán con la principal colonia de cernícalo primilla de Úbeda al rodear la torre y la fachada con andamios en su totalidad. Las alrededor de 15 parejas que nidificaron el pasado año no podrán hacerlo este. Esto puede afectar negativamente a la Declaración de Patrimonio de la Humanidad de Úbeda, si es que restauramos este precioso patrimonio a costa de extinguir nuestro no menos precioso patrimonio natural. Administraciones, instituciones públicas y privadas y ciudadanos debemos velar por que esto no suceda.
Plaza Vieja echa de menos una actuación más acorde con sus funciones por parte de los técnicos de urbanismo del Ayuntamiento, fundamentalmente la del arquitecto municipal, a la hora de conceder la licencia de obras para esta época del año, permiso sin el cual no podrían haberse iniciado los trabajos de reparación. ¿Desconocen el articulado de la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y la Biodiversidad? En el Ayuntamiento de Úbeda existe el Servicio de Medio Ambiente integrado por técnicos municipales y por la Brigada Verde. ¿No tienen nada que decir? No se han establecido las medidas cautelares pertinentes y eso significará probablemente un daño que esperemos no sea irreparable.
Por todo ello, Plaza Vieja exige la paralización de estas obras hasta el mes de agosto o que se realicen solamente las que afectan a zonas bajas o medias de este edificio monumental y sirvan para garantizar la seguridad de los viandantes y para eliminar el riesgo de desprendimientos que puedan suponer un peligro para las personas que utilizan el centro escolar anexo. El cernícalo primilla debe continuar representando un eslabón esencial en nuestros ecosistemas cerealistas. Conservemos también el bello e insustituible patrimonio vivo y natural de nuestra ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario